UC

Graduada del programa de Doctorado en Lingüística UC obtiene importante reconocimiento de la Academia Chilena de la Lengua.

premios6Anualmente, la Academia Chilena de la Lengua premia, mediante cinco distinciones, a investigadores e investigadoras con el objetivo de promover los diferentes quehaceres relacionados con el idioma español. Por su parte, el premio Doctor Rodolfo Oroz, distingue a los autores de estudios científicos particularmente meritorios sobre el idioma.

Este año, Christina Haska, graduada (2018) del Doctorado en Lingüística de la UC, fue distinguida con éste premio por su trabajo de Tesis Doctoral, titulado "Alofonía sociolectal del fonema “ch” del español hablado en Santiago de Chile: un estudio sobre variación sociofonética y conciencia sociolingüística de adultos santiaguinos", que fue dirigido por los profesores Carlos González (PUC) y Domingo Román (Universidad de Santiago de Chile).

La investigadora, describe que el objetivo de su tesis fue: “investigar sobre la conciencia sociolingüista de los hablantes santiaguinos de edad intermedia frente a dicho fenómeno, a través de una metodología que permitió evaluar cómo dicha pronunciación se produce, se percibe y se realiza dentro de la comunidad de habla santiaguina”.

El trabajo de investigación, comenzó desde la curiosidad que, la lingüista de origen griego, fue desarrollando tras vivir más de 14 años en nuestro país y explica: “como extranjera, la pronunciación de la “ch” y su variación socialmente condicionada me llamaba la atención, desde que llegué a Chile hace 15 años. Esta curiosidad junto a la sociolingüística y la fonética, dos ramas de mi mayor interés dentro de la lingüística dieron luz a esta investigación”.

“Es un reconocimiento importante para el área de las ciencias del lenguaje. Siento un gran honor recibir este premio por mi investigación doctoral”, declara Christina. En este mismo contexto, la Doctora en Lingüística, destaca la importancia de atreverse a estudiar un postítulo y de seguir el camino de la investigación.

“Se aprende muchísimo tanto del objeto de estudio en sí, como de la persona que uno es. Uno crece con el proceso. Y lo digo porque es un gran desafío y si uno quiere enfrentarlo, lo tiene que hacer siempre con buena actitud, con perseverancia y determinación”, declara la Doctora que, además de a investigación, actualmente se desempeña como docente del Departamento de Expresión de la Facultad de Artes Liberales de la Universidad Adolfo Ibañez.

Revisa la nota y galería de imágenes de la premiación aquí.