Revive lo más destacado del Seminario Internacional “Non-traditional destinations for doctoral training: moving from international to global mobility”

Marzo 29, 2022


En enero la Escuela de Graduados organizó un seminario internacional en conjunto con sus colegas de la Universidad de Johannesburgo y la red Universitas 21 (U21). Uno de los objetivos principales del seminario fue compartir experiencias y entender cómo construir o reforzar alianzas y redes entre actores de distintas regiones del mundo para facilitar la movilidad doctoral de manera más activa y equitativa.

La  pandemia de COVID-19 ha demostrado una vez más que la cooperación internacional es fundamental para hacer frente a las crisis cada vez más numerosas y complejas del siglo XXI. Al estar encargadas de formar a la futura comunidad científica, las universidades deben asegurarse de que los doctorandos adquieran las herramientas y habilidades necesarias para hacer posible esta cooperación internacional.

La movilidad doctoral es clave en este proceso y debe ser fomentada, pero algunos destinos siguen siendo ignorados por los doctorandos, perdiendo oportunidades que podrían ser decisivas para su futuro. Si no cambia nada, esto podría afianzar las desigualdades existentes y poner en riesgo la capacidad de las futuras generaciones de investigadores para encontrar respuestas a los problemas que enfrentamos como sociedad.

Suzanne Ortega, Presidenta del Council of Graduate Schools (CGS), fue una de las charlistas del seminario. Afirmó que tanto los estudiantes internacionales como aquellos que comenzaron su proceso de doctorado de manera virtual, deben ser prioridad y necesitan especial atención. Ella propuso que para apoyar la salud mental de los estudiantes internacionales, es necesario reconocer cuáles son los estresores tanto a nivel financiero, como de otro tipo. 

Además, reflexionó sobre cómo la pandemia ha fortalecido las redes internacionales y ha ampliado los esfuerzos de internacionalización para ofrecer nuevas oportunidades más allá de la movilidad física. Uno de los grandes desafíos que Ortega propuso, es crear nuevas redes y traer nuevas voces a las existentes.

Finalmente expuso sobre los cambios económicos y la alteración en los mercados laborales, y cómo esto afecta directamente a la educación y a la movilidad profesional. Planteó como pregunta el cómo deben las universidades preparar a sus alumnos para egresar con las herramientas y habilidades necesarias requeridas globalmente para tener éxito en sus carreras. 

La otra charlista del seminario fue Jenny Dixon, Provost de la red Universitas 21. Uno de sus principales puntos en la conversación fue analizar cómo dicha red se está preparando para un futuro distinto, planteando las preguntas de: ¿Cómo estamos aproximándonos a la movilidad estudiantil y qué hemos aprendido de eso? ¿Cómo puede la red apoyar la movilidad doctoral?

Además, planteó otras preguntas respecto a la movilidad de los estudiantes, comentando sobre qué significa esto para los programas de doctorado, cómo se pueden manejar las aspiraciones de movilidad física junto a movilidad virtual y el rol que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU juegan en fomentar la movilidad del norte al sur.

Además de las dos principales key speakers también tuvimos otras tres intervenciones, que reflexionaron sobre el tema desde una perspectiva local: la profesora Annah Monteetee, Senior Director de la Graduate School de la Universidad de Johannesburgo en Sudáfrica; el Doctor Miguel Romero, de la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia de Tecnología, del Tecnológico de Monterrey en México y; el Doctor Diego Cosmelli, Director de la Escuela de Graduados UC. 

Este seminario ayudó a los participantes a entender cuáles son los problemas y posibilidades respecto a movilidad internacional a nivel de doctorado, y reflexionar sobre el importante rol que la virtualidad juega en esta temática.

Entramado