UC

Florencia Álamos

Florencia Álamos

Doctora y Estudiante de 3er año del Doctorado en Neurociencias

Florencia fue la coordinadora general de la 1° Jornada de Ciencia & Innovación realizada en mayo y que resultó un éxito absoluto. Médico de profesión, y estudiante de 3er año del Doctorado en Neurociencias UC, revela las claves que permitieron acercar la ciencia a cientos de jóvenes.

This Panamanian student became interested in Chile thanks to the quality of education and the level of research available. He defines it as a "mix between the European and the Anglo-Saxon model". He hopes to replicate the model upon his return to teaching in his own country.En una mañana lluviosa, con un café en mano, Florencia Álamos comienza a relatar con nostalgia cómo la vida la llevó a diversas áreas, destacando que el conocer visiones interdisciplinarias le ha ayudado a realizarse en el ámbito profesional. Estudió Medicina en la Universidad de los Andes, porque soñaba con ejercer un rol social, que la involucrara de manera directa con los más necesitados.

Sin embargo, al terminar la carrera a los 24 años, se casó y viajó a Estados Unidos en busca de nuevos horizontes. Admite que fueron varias decisiones arriesgadas en un período corto de tiempo, pero siempre ése fue su plan, y por él decidió cruzar la frontera.

florencia-alamos

Al poco tiempo de asentarse allí, un laboratorio le ofreció trabajar en investigación. En ese proceso fue cuando descubrió que su verdadera vocación era haciendo investigación, puesto que ella consideró que Neurología –especialización que pensaba hacer- no era reconocida por crear soluciones a las enfermedades, sino por apaciguar los síntomas.

Entonces, Florencia decidió matricularse en el Doctorado en Neurociencias UC con la esperanza de acercar la ciencia a diversos sectores. No le resultó fácil, ya que compatibilizar la vida matrimonial con la académica, social y profesional se planteó como un desafío de grandes magnitudes.

Desde el primer año de doctorado comenzó a involucrarse en los proyectos que la UC disponía para los estudiantes. Por ejemplo, participó en el concurso “Tesis en 3 minutos”, el cual le hizo desarrollar su capacidad de síntesis. Lo que más le marcó fue organizar una jornada dirigida solo a estudiantes de Neurociencias, que resultó ser un fracaso. “Por falta de convocatoria, se tuvo que suspender. Fue una lástima, pues el doctorado nos había otorgado los fondos y no pudimos utilizarlos. También fue muy desmotivador tener que llamar a los speakers confirmados para decirles que no”, afirma.

En conjunto con su compañero del doctorado, Juan Pablo Morales, se cuestionaron el hecho, con la hipótesis de que hubo falta de coordinación. No obstante, después de un profundo análisis concluyeron que el público era demasiado específico. La solución fue expandir la invitación a académicos y estudiantes de enseñanza media y superior, pertenecientes a instituciones de todo el país.

Así nació la 1° Jornada de Ciencia e Innovación, organizada en conjunto por Neutro UC, Doctorado en Ciencias Médicas UC, Centro de Innovación UC Anacleto Angelini y Jóvenes por la Ciencia, que durante el 4 y 5 de mayo reunió a cientos de personas, entre las que se encontraban científicos reconocidos, estudiantes y expositores de otras áreas. “Es nuestra responsabilidad romper con el espacio existente entre las ciencias y los jóvenes. Las mentes innovadoras son una necesidad hoy en día”, explica Florencia, mientras examina los desafíos de las próximas jornadas.

Apenas el 35% de quienes poseen el grado de doctor son mujeres. Florencia es enfática en destacar que el ambiente laboral es un factor que tiene la capacidad de jugar a favor o en contra.  “En mi laboratorio somos todas mujeres, y mi jefe es un hombre que apoya mucho nuestra inserción en el mundo científico”, explica al mismo tiempo en que acentúa la importancia de la labor ejercida por la primatóloga Isabel Behncke, en la visibilidad femenina. “Es mi heroína, porque es una mujer que se aventuró a ir a estudiar a un lugar desconocido a los 18 años. En la jornada no se situó como perfecta, sino que mostró que todo estudiante tiene un lado vulnerable”, asegura.

(Fuente: Vive la UC)

Volver a Entrevistas Estudiantes